0248-5210096
redaccion@wakanoticias.com

carretilleros.jpg

De manera inconsulta, revendedores volvieron a imponer precios altos por encima de la ordenanza del Concejo Municipal de Atures durante la Semana Santa

 Puerto Ayacucho.- Desde el pasado lunes 15 de abril, la capital de Amazonas amaneció con un nuevo aumento ilegal del pescado en todas sus modalidades, en el marco del inicio de la Semana Santa 2019 y los días no laborables decretados por el mandatario Nicolás Maduro. La situación ha generado molestia en la población por el silencio de las autoridades regionales.

En los principales mercados municipales de Puerto Ayacucho, donde reinan los revendedores divididos en caveros y carretilleros, los precios, según su especie, despluman los bolsillos de los compradores, según afirmaron ciudadanos consultados por El Pitazo.

El kilo de bagre, palometa, caribe y bocachico se vende entre Bs 3.000 y 4.000 bolívares en efectivo, mientras que en algunas carnicerías, a través de los puntos de venta, aumenta el precio en un porcentaje determinado por el comerciante, por lo que el mismo pescado vale hasta 7.000 bolívares.

Rossana Hernández, usuaria del mercado Agustín Moreno, conocido como el mercado del pescado, ubicado en la avenida Orinoco de la capital ayacuchana, expresó su molestia por esta situación. Señaló que “una vez más los vendedores de este rubro lo aumentaron sin haberlo consultado a la cámara de concejales, institución que, hasta ahora, ha permanecido en silencio absoluto”.

“Esta gente no respeta la leyes y las autoridades no la hacen cumplir, todo queda en papeles. Cómo es posible que el pescado ya esté por esos precios; es increíble. En cada mercado tienen costos diferentes y cada vez más caro. Por el punto de venta, los precios son exorbitantes. ¿Quién controla esto? Necesitamos que los concejales y el alcalde se encarguen de este problema. Nos vamos a morir de hambre esta Semana Santa”, comentó esta ciudadana 

El ciudadano Luis Luna reiteró que “está difícil comprar pescado en esta Semana Mayor”. Señaló que los amazonenses no tienen efectivo suficiente, porque está escaso y el Banco de Venezuela, que es la única entidad con cajeros activos, está dando sólo 3.000 bolívares. “Esa cantidad es insuficiente para poder sobrevivir en este asueto de los días santos”, indicó.

En medio de esta situación, representantes de Nicolás Maduro pusieron en marcha “la Caravana de la Sardina”, que ya tiene una semana activada en diferentes puntos del centro de la ciudad a un precio de 1.000 bolívares por kilo en efectivo. El gobernador de la región, Miguel Rodríguez, informó que ya han vendido más de seis toneladas, “como una forma de ayudar a la población más necesitada”.

Ordenanza vencida

La última ordenanza aprobada para regular el precio del pescado es de junio de 2018, cuando aún la moneda era el bolívar fuerte. La decisión contó con varias reuniones previas y la aprobación del Frente de Pescadores, refrendada por el alcalde de Atures, José Zamora, y por el cuerpo colegiado de ediles del Concejo Municipal, de mayoría oficialista. El acuerdo jamás fue cumplido, porque los pescadores impusieron su propia ley de precios.

Se conoció que la Comisión Permanente de Economía y Control del Concejo Municipal de Atures ha recibido quejas y denuncias por escrito de parte de las personas afectadas por la especulación y dualidad de los precios, pero los concejales no han dado respuesta, ni se han pronunciado al respecto.

Semana Mayor sin control

El inicio de la Semana Santa marca negativamente la economía en Amazonas, a consecuencia de la baja del peso colombiano y el aumento del dólar, según afirman lugareños de Puerto Ayacucho. Aseguran que por esa razón los precios de los alimentos sufrieron otra alza,principalmente en el sector cárnico.

La carne de res subió de precio de 12.000 bolívares a 13.500 bolívares en los principales mercados y carnicerías de Puerto Ayacucho. De igual forma, el kilo de carne molida tiene un costo de Bs 12.000, la chuleta de res pasó a 10.000 bolívares, mientras que el kilo de lagarto y de costilla se encuentra en Bs 5.000, además del hueso rojo en Bs 6.000 y las patas de pollo en 8.000 bolívares.

Igualmente, se pudo constatar que el pollo se ubicó en 9.000 bolívares el kilo, la carne de cochino en 12.000 bolívares, mientras que el kilo de queso tiene un valor de 20.000 bolívares. Estos precios han ido subiendo con el pasar de los días, mientras que los habitantes de esta región se mantienen en las calles buscando los locales más baratos para poder alimentarse durante estos días de vacaciones.

Redacción Mickey Veliz

Tu mejor estilo en Puerto  Ayacucho

servinet.gif

RGregory.gif