04168862389
redaccion@wakanoticias.com

Waka Mercado

Este miércoles 23 de mayo (2017) el Padre Félix Brito a las 5 y 30 de la tarde asumirá el Cargo de Párroco de la Catedral de Puerto Ayacucho, sucediendo al Padre Luis Azzalini (SDB), quién regentó esta función en los últimos cuatro años.

Felix Brito es caraqueño. Nació el 21 de noviembre de 1967 de la unión del Señor Ricardo Brito y Doña Antonia Muñoz. Tiene cinco (5) hermanos. Estudio Primaria en Caracas y luego continuó bachillerato en Los Teques. Más tarde con los Salesianos se graduó en Filosofía y Educación en el Instituto Universitario Padre Isaías Ojeda.. luego ejerció el Magisterio en la Isla de Ratón y en San Fernando de Atabapo. Luego estuvo en Valencia en la Casa Don Bosco trabajó con niños de la calle.

Más tarde en Caracas ingresó al ITER (Instituto de Teología para Religiosos) donde se graduó como Bachiller en Teología, cuyo título fue expedido por la Universidad Pontificia de Roma.

El 26 de julio de 2003 fue ordenado como Diácono por Monseñor José Ángel Divassón en la parroquia San Bautista de Carrizal (Estado Miranda) y el 29 de mayo de 2004 en horas de la mañana fue ordenado sacerdote por Monseñor José Ángel Divassón en la Catedral de Puerto Ayacucho. Su nombre completo es FELIX ALEXIS BRITO MUÑOZ.

Es importante destacar que el Día de su Ordenación fue acompañado por sus padres, quienes emocionados hicieron un atento seguimiento a cada movimiento de la celebración litúrgica.

Posteriormente durante 10 años fue nombrado como párroco de la Sagrada Familia en Puerto Ayacucho, función que cumplió durante diez (10 años).

Ahora Monseñor Jonny Reyes, Vicario Apostólico de Puerto Ayacucho lo ha designado como Párroco de la Catedral, función que comenzará a ejercer este miércoles 23 de mayo (2018)

 

SEGURAMENTE USTEDES PREGUNTARÁN ¿QUÉ ES UN PÁRROCO? AQUI TIENE LA RESPUESTA DESDE EL CÓDIGO DE DERECHO CANÓNICO, c. 519.

El párroco es el pastor propio de la parroquia que se le confía, y ejerce la cura pastoral de la comunidad que le está encomendada bajo la autoridad del Obispo diocesano en

cuyo ministerio de Cristo ha sido llamado a participar, para que en esa misma comunidad cumpla las funciones de enseñar, santificar y regir, con la cooperación también de otros presbíteros o diáconos, y con la ayuda de fieles laicos, conforme a la norma del derecho. (Código de Derecho Canónico, c. 519)

Por Juan Noguera

Pin It