La primera ponencia en el congreso americano misionero fue de Monseñor Guido Charbonneau de Honduras Waka Noticias
04168862389
wakanoticias@gmail.com

En la segunda jornada del V Congreso Americano Misionero que se lleva a cabo del 10 al 14 de julio en la ciudad de Santa Cruz, Bolivia, los más de tres mil participantes reflexionaron sobre “la alegría apasionante del Evangelio”.

La ponencia del 11 de julio se realizó en el Coliseo Don Bosco y estuvo a cargo del Obispo de Choluteca (Honduras), Mons. Guido Charbonneau, quien destacó la actitud y el tono profético del misionero que vive la alegría del Evangelio.

“En nuestro mundo lleno de malas noticias, el anuncio del Evangelio es el anuncio gozoso de la muerte y resurrección de Jesucristo. Es también fuerza de Dios para la salvación de todo el que cree”, explicó.

Luego, en declaraciones al noticiero del V CAM, Mons. Charbonneau insistió en la certeza de que “no estamos hechos para estar tristes sino para ser felices”.

Señaló que la alegría de los cristianos encuentra su razón de ser en la certeza de que “no estamos solos y tenemos dentro de nosotros un tesoro que es Jesús, quien viene a darnos vida y en abundancia”.

“Jesús es Dios y Dios está en nosotros, entonces ¿cómo no sentirnos felices de tener a Dios dentro de nosotros?”, expresó.

El Prelado indicó que esta alegría está hecha para comunicarla, transmitirla, reflejarla e irradiarla con las personas, “por nuestro testimonio de vida, por nuestro silencio de acompañamiento o por nuestra palabras, por las distintas situaciones que vivimos”.

“Comuniquemos esta alegría del Evangelio a todos los que nos rodean, nuestras familias, amigos, a nuestro pueblo que necesita más y más de este amor de Cristo”, exhortó Mons. Charbonneau.

Juan Noguera

Pin It