04168862389
wakanoticias@gmail.com

Felicita Blanco/El Carabobeño. Este miércoles fue desenterrado en el barrio Los Cotorros, final de la terraza 28 del sector UD2, de Caricuao, el cadáver del niño David Jivan Gómez Mendoza, de dos años de edad, quien estaba desaparecido desde el domingo.

El pequeño era hijo único de Iraida Mendoza (19), con quien vivía en el sector Chapellín de La Florida. Ella se lo llevó para el barrio Guaicaipuro, de la UD-2 de Caricuao, donde se reuniría con su novio, Daniel Mendoza (21).

Las autoridades tratan de descifrar el día y hora exactos de la desaparición del niño, porque la mujer lo notificó el domingo en la noche, pero al parecer ocurrió antes del amanecer.

Ayer a las 11:00 a.m. los vecinos de las terrazas 28 y 30 de la UD 2, consternados, se aglomeraron en la estrecha calle, mientras los funcionarios desenterraban el cuerpo del pequeño David, y al ver llegar a los periodistas y fotógrafos en el momento en que trasladaban el cadáver envuelto en una sábana, los calificaron de “amarillistas” porque estaban tomando fotografías.

Insistieron en aclarar que el niño no era de esa comunidad, para deslindar del asunto a la colectividad, aunque había varias mujeres llorando, pero hicieron silencio al preguntársele sobre el presunto homicida, quien se mantiene en fuga.

Al parecer Iraida fue a visitar a su novio el sábado y en la noche asistieron a un local donde expenden licor y escuchan música. El pequeño que vestía pijamas azules y cholitas Cross azul y verde, no fue visto durante el domingo. Los vecinos dijeron que nadie lo vio salir de la vereda y se unieron a la búsqueda, colocando afiches con la fotografía en todo el sector.

Inexplicablemente, ningún vecino halló el cadáver, que estaba al final de la vereda, y lo encontraron los funcionarios policiales porque el presunto homicida llamó por teléfono, indicó el sitio donde lo había enterrado y prometió entregarse en los próximos días. El hombre simuló desde el primer día que no estaba involucrado y colaboró con la búsqueda del pequeño. Iraida mantenía una relación de un año con este sujeto, y en la División de Homicidios del Cicpc la sometieron a intensos interrogatorios.

El cuerpecito de David fue llevado a la morgue de Bello Monte para establecer la causa de muerte. En el vientre tenía una herida abierta, con exposición de vísceras.

Pin It