04168862389
redaccion@wakanoticias.com

Waka Mercado

Dos niños indígenas murieron a causa de endémicas afecciones parasitarias en la sala de pediatría del Hospital Doctor José Hernández, de Puerto Ayacucho, estado Amazonas.

Luis Betancourt, quien es investigador del Observatorio Indígena Kapé Kapé, informó que esta organización se dedica a la investigación de las situaciones que viven los indígenas a los largo y ancho de la entidad. Recientemente dieron a conocer este hecho y expresó: “Esta es una triste realidad y las autoridades lo están ocultando; deben tomarse las medidas correspondientes para que esto no siga ocurriendo”.

El Observatorio reiteró que la desnutrición infantil es uno de los problemas más graves que afectan a los venezolanos, debido al alza constante del costo de la vida en Venezuela y una agravada crisis hiperinflacionaria, a lo que se suma la escasez generalizada de alimentos y medicinas.

La averiguación hecha por esta asociación civil y presentada en un informe refleja que el primer deceso aconteció el domingo 3 de junio, cuando un desnutrido bebé de un año y cinco meses perteneciente a la etnia Huottoja falleció ante un severo cuadro clínico de diarrea y vómito. El menor residía junto con sus padres, identificados como Junior Paul López y Nohemí Hernández, en la comunidad Betania de Topocho, en el eje carretero norte.

Asimismo, el documento precisa que el segundo fallecimiento se reportó 24 horas después, el lunes 4 de junio, y se trató de una criatura de dos años, procedente de la comunidad Rueda en el eje carretero sur, quien murió bajo circunstancias similares: visible pérdida de peso, además presentaba síntomas de paludismo, acompañados por indicios de neumonía, según el reporte médico que fue avalado por Melicio Prato Cancio, secretario ejecutivo de la Confederación Indígena Bolivariana de Amazonas (Coiba).

A través de las declaraciones ofrecidas al Observatorio Kapé Kapé por Juan González Pérez, quien es vocero del Consejo Comunal, se pudo conocer que entre enero y principios de abril, se han documentado 326 casos de malaria en este sector, pese a las constantes denuncias y llamado de sus pobladores a las diferentes instancias de gobierno nacional, regional y municipal. Según lo manifestado por el vocero, las autoridades aún no han intervenido para solucionar el problema.

Una Amazonas desnutrida y enferma

Expertos del sector de la salud pública lo han advertido con anterioridad, existe una correlación entre la proliferación de enfermedades febriles y la desnutrición, esta última debilita el sistema inmunológico del organismo humano y lo deja indefenso ante cualquier complicación. Los niños y ancianos son la demografía más propensa a contraer este mal y es lo que se ha visto con mayor intensidad en los últimos meses en el estado Amazonas.

Durante una visita al referido y único centro hospitalario de Puerto Ayacucho, miembros de Kapé Kapé contabilizaron en el breve intervalo de 48 horas, 29 menores indígenas internados por diferentes padecimientos, pero que compartían el mismo denominador común: la mal nutrición, además de la situación precaria en las que se atienden a estos menores que no son las más acordes.

Una organización que refleja la realidad

 El observatorio de Derechos Indígenas Kapé Kapé desarrolla casos de investigación desde el año 2005, con el propósito de defender y promover las situaciones que se presentan en las comunidades autóctonas. “Kapé Kapé en idioma pemón significa el vuelo de las aves y las mariposas, a su vez representa la libertad, así como para nuestra organización que seguirá trabajando por reflejar la realidad de nuestros hermanos indígenas”, afirmó Betancourt.

Por Mickey Veliz - Pitazo

Pin It