Maduro acusa a "la ultraderecha" y a Colombia del supuesto atentado en su contra Waka Noticias
04168862389
wakanoticias@gmail.com

 El presidente venezolano culpa a su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, de estar aliado con la "ultraderecha" y detrás de la explosión de dos drones durante un acto, que deja siete heridos

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha denuciado a su homólogo colombiano saliente, Juan Manuel Santos, y las ultraderechas unidas de ambos países vecinos de estar detrás de un supuesto atentado en su contra con dos drones cargados de explosivos que sobrevolaban un acto que presidía, del que salió ileso y cuya explosión hirió a siete personas. Maduro ha afirmado después que ya han sido detenidos algunos de los autores materiales, sin especificar cuántos eran ni cuáles eran sus identidades. Santos, por su parte, quien ha sido acusado en el pasado de otros presuntos ataques, ha descartado la afirmación de Maduro al señalar que "carece de base".

  La agresión tuvo lugar durante la celebración del 81ª aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana en la capital, un evento que transmitió la televisión estatal VTV. En imágenes transmitidas por televisión pudo verse como los soldados que estaban formados en bloques escuchando al presidente corren despavoridos ante las explosiones, mientras Maduro es resguardado de inmediato por sus escoltas y el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino, es evacuado del lugar.

Tres horas después, Maduro narraba los hechos en cadena obligatoria de radio y televisión. "Estaba diciendo no bajemos la guardia porque la conspiración ha retornado, en ese mismo momento explotó frente a mí un artefacto volador, una gran explosión, compañeros". En su relato, afirmó que en ningún momento perdió los nervios y logró mantenerse observador y sereno, con "confianza plena en el pueblo y en la Fuerza Armada, de su lealtad". A su lado se encontraban Padrino y la primera dama, Cilia Flores, además de representantes de todos los poderes públicos.

 Con su denuncia de hoy, Maduro suma al menos una veintena de alertas por presuntos actos contra su vida desde 2013, cuando llegó al poder tras la muerte de su antecesor y mentor, Hugo Chávez (1999-2013). El presidente venezolano dijo, además, que la situación se despejó "en tiempo récord" y que ya hay detenidos. "Han sido capturados parte de los autores materiales del atentado contra mi vida el día de hoy y se encuentran ya procesados, ha sido capturada parte de la evidencia y no voy a adelantar más, pero ya la investigación está muy adelantada", explicó.

Por su parte, el fiscal general, Tarek Saab, indicó a través de la televisión estatal VTV que su despacho ha abierto una investigación para la que han sido designados tres fiscales nacionales. "No pudiera descartarse que aquí pudiese haber habido la cooperación de algún factor subversivo terrorista fuera de Venezuela, eso no se descarta dentro de las hipótesis de las investigaciones que adelanta el Ministerio Público que confirmo y aseguro llegará a la verdad", dijo Saab.

Según el ministro de Información, Jorge Rodríguez, encargado de confirmar que se trataba de un atentado tras una primera hora de silencio informativo, los drones habrían provocado "algunas heridas" a siete de los militares que se encontraban en el lugar. Una agresión que, según Rodríguez, "no evidencian sino la desesperación que ya veníamos notando en algunos voceros de la ultraderecha -oposición- venezolana, que no evidencian más que el odio que hemos denunciado de manera permanente de aquellos (...) que no cejan en recurrir a prácticas criminales".

Según Associated Press "varios bomberos" presentes en el lugar de los hechos contradicen la versión gubernamental. Además, los oficiales de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana habrían decomisado los equipos de grabación y vídeos de varios medios.

Un grupo se atribuye en ataque en Twitter

Entre tanto, un grupo autodenominado como 'Soldados de Franelas', se ha atribuido el ataque en una cuenta de Twitter en la que añaden vídeos y fotografías del momento, al que llegan a bautizar como 'Operación Fénix'. Según explican, se trata de un conjunto de "militares y civiles patriotas y leales al pueblo de Venezuela (...) basados en argumentos legales y constitucionales"

Además, explican que el propósito era "sobrevolar dos drones cargados con C4" y con el tiro puesto en "el palco presidencial", hasta que "francotiradores de la guardia de honor derribaron los drones antes de llegar al objetivo". "Demostramos que son vulnerables, no se logró hoy pero es cuestión de tiempo", añaden.

Estos hechos suceden en medio de la severa crisis económica que padece Venezuela -el país con las mayores reservas de petróleo en el mundo-, que se traduce en escasez de productos, hiperinflación y una pésima prestación de los servicios públicos.

fuente elconfidencial.com

 

Pin It