0248-5210096

Ayúdanos a mantenerte informado con USD 5 al mes. “Si hay censura la democracia se acaba” ¡Por favor contribuye!

 

(Waka Noticias. Puerto Ayacucho, 13/01/2021).- Las cartas están echadas para lo que será la ronda de semifinales de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), las cuales arrancan hoy a partir de las 6 de la tarde en Barquisimeto y Maracay, con los duelos entre Cardenales de Lara vs. Tigres de Aragua y Caribes de Anzoátegui vs. Navegantes del Magallanes, respectivamente.

Y es cada una de las cuatro novenas no dará tregua en su lucha por alcanzar el boleto a la final y así tener el derecho de disputar la final del torneo, es por ello que apostaron a realizar la mejor escogencia en la ronda de refuerzos, para llegar blindados a esta instancia.

Los Cardenales de Lara, actuales bicampeones de la pelota local, se decantaron por el lanzador derecho de los Bravos de Margarita, Henry Centeno, quien se erigió como la primera escogencia del draft. Centeno viene de trabajar en 39.2 innings de labor, en lo que logró un par de victorias en ocho partidos, con un récord de efectividad de 2.04.

Por su parte, Caribes de Anzoátegui se armó con el emblemático pelotero Alí Castillo de las Águilas del Zulia. La idea de la tribu es contar con un bateador de poder y justamente eso fue lo que demostró Castillo en la ronda regular. El toletero dejó un promedio de .430 tras lograr siete extrabases, impulsó 14 carreras en 37 partidos. Todo ello sirvió para erigirse como el jugador con mayor average en la LVBP en 75 años de historia.

En tanto, los Navegantes del Magallanes integraron a sus filas al jardinero Danry Vásquez de los Tiburones de La Guaira, quien por segundo año al hilo destacó como uno de los bates más poderoso de la liga. El jugador del conjunto litoralense se adjudicó el segundo registro más alto de promedio al bate con .414, tras conectar 36 hits y remolcar 28 rayitas.

Finalmente, los Tigres de Aragua se hicieron de los servicios de José “Cafecito” Martínez, ficha principal de los salados, con la finalidad de aportar mayor poder a su ofensiva. El inicialista ligó para .323, con 31 inatrapables, 15 carreras impulsadas en 30 partidos.

Fuente: www.analitica.com