0248-5210096

Ayúdanos a mantenerte informado con USD 5 al mes. “Si hay censura la democracia se acaba” ¡Por favor contribuye!

 

(Waka Noticias. Puerto Ayacucho, 28/04/2021).- La situación de la distribución de la riqueza que el sistema capitalista produce en el mundo, es la prueba más contundente del fracaso de esta forma de producción. Que menos de tres mil seres humanos, tengan una cantidad de dinero tan grande que ni viviendo mil vidas lo podrán gastar, mientras la FAO reporta el aumento de la hambruna en el mundo, es imposible de ocultar como argumento probatorio del gran fracaso del sistema.

Los pobres de este mundo, no son pobres porque Dios lo dispuso así o porque son flojos. Los pobres existen en el mundo, porque existen ricos que no comparten o los explotan o les roban los recursos de sus países. Esa es la gran verdad. Desde la esclavitud, pasando por el siervo de la gleba y llegando a la clase proletaria, el cuento es el mismo: unos pocos extraen de los trabajadores su fuerza, su trabajo, su vida, recibiendo a cambio pobreza, miseria, hambre.

El capitalismo está acabando con el planeta. Su sistema de consumo requeriría para que se mantenga, cinco veces más recursos de los que el planeta tiene, lo cual de acuerdo a las leyes de la Física es imposible de obtener. ¿Será por eso que los ricachones están pagando para ir de colonos al espacio? El planeta le queda pequeño a sus egos.

Región por región del mundo encontramos a países ricos, modelos del capitalismo moderno, extrayéndole la riqueza a sus vecinos: Europa a África, USA a Centro y Suramérica, lo cual produce las gigantescas migraciones de pobres que se atreven a caminar cientos de kilómetros o a navegar en “barcos” dejando en no pocas ocasiones la vida y sus sueños, enterrados o ahogados.

No mis queridos lectores, el socialismo no es el fracasado, ni el llamado comunismo que ha sido puesto por estos ricachones como el coco al cual se le debe temer. Ninguno de esos sistemas en países que dicen serlo: China, Vietnam, Korea del Norte o Cuba ha producido más pobres por millón de habitantes que los que han producido el binomio USA-OTAN. Sólo con sus guerras extractivas es que ellos, los ricos, han podido mantener sus riquezas y lo peor es que la pandemia, los ha desnudado.

Las farmacéuticas pretenden cobrar millones de dólares por las vacunas, cuando el desarrollo de las mismas, vino del dinero de los contribuyentes del país sede de cada empresa. El porcentaje varía, pero en ningún caso ha sido menos del 50% de la inversión necesaria para el desarrollo de la investigación. Así cualquiera hace negocios buenos, el Estado me paga la mitad de la investigación y yo le vendo el producto a precio de negocio capitalista.

Por otro lado, tres de las compañías más grandes, han fallado en los contratos de distribución, no con los países del norte, sino con los contratos hechos por ejemplo con México, le llegaron menos del 40% de las vacunas inicialmente pagadas. Por supuesto, el pago se hizo completo y no por partes.

Una de esas multinacionales se atrevió a pedir en su contrato, territorios de glaciares inexplorados, para realizar en ellos las investigaciones que quisieran. Es decir, exigían del país del sur parte de su soberanía. Mientras la actitud de los países del eje del mal, sancionados, ha sido otra: Te dejo fabricar mi vacuna en tu territorio, pero lo único que pido, es controlar la calidad del producto final, algo por demás normal en procesos de coproducción de productos de consumo masivo.

Finalmente, no es casualidad que, en estos países capitalistas del norte, la pandemia haya golpeado más a sus poblaciones. Sus líderes minimizaron la pandemia, con el objetivo claro de no detener la producción ni el consumo. Cada vez que han intentado abrir los espacios de consumo y producción, los contagios de la enfermedad se han disparado siempre. Con sistemas de salud privados en un alto porcentaje, no hubo capacidad de respuesta para esta pandemia.

No es casual que los grandes países capitalistas son los que peores números exhiben por millón de habitantes, en casi todos los renglones.

Y lo último y más revelador argumento de este fracaso sistémico es el proceso de vacunación. Acapararon las vacunas, para inocular primero a sus poblaciones. Ya hay números porcentuales que en algunos casos asombran. Chile, USA, Alemania, tienen porcentajes de vacunados bastante altos. Pero qué cosa, no bajan los contagios, porque por supuesto, mientras esto no se combine con otras medidas que atentan contra el consumo y la producción (cuarentenas, por ejemplo) el virus sigue su viaje por esas sociedades y está encontrando con facilidad, la parte del rebaño no inmunizada.

No mis queridos lectores, el socialismo no es el culpable, ni siquiera lo han dejado crecer en paz en país alguno. China, Korea y Vietnam, son ejemplos de ello, tuvieron que enfrentar cruentas guerras para establecer sus sistemas No capitalistas. Busquen los culpables, donde realmente están.

Por eso creo que, parafraseando a Churchill: La economía es algo muy serio para dejársela a los fracasados hijos del capital.

Por Maximiano Millán – Docente/Catequista | twitter.com/MillanGuevara

Fuente: www.rdndigital.com

OPINIÓN

CRONOAMAZONIA HA MUERTO EL TIGRE

CRONOAMAZONIA HA MUERTO EL TIGRE

  NO ES EL CUNAGUARO...Dicen que un tigre se comía a los perros en Puente Cataniapo, y lo mataron. Lo pusieron al lado del perro muerto lo fotografiaron y lo...

El Oráculo del Shaman la cuarentena

EL ORÁCULO DEL SHAMÁN LA CUARENTENA DESDE EL PRINCIPIO...

Rojas: entre la crisis y desorden económico viven los amazonenses

Rojas: entre la crisis y desorden económico viven los amazonenses

Entre la crisis y desorden económico vivimos los venezolanos y en especial los amazonenses ya todo el mundo sabe que diariamente vivimos en hiperinflación, los precios aumentan, según el rubro,...

Corrupción hundió al país en catástrofe humanitaria

Corrupción hundió al país en catástrofe humanitaria

Cada día amanecemos con nuevas y vergonzosas noticias de corrupción, frente a un gobierno sin voluntad política para enfrentar a sus propios partidarios y militantes de la oposición que impunemente...

“Chávez entregó su vida a este pueblo para que algunos sientan que ahora pueden traicionar la Revolución”

“Chávez entregó su vida a este pueblo para que algunos sientan que ahora pueden traicionar la Revolución”

Esta reflexión, de alguien que no mencionaré, es una verdad gigantesca y es parte de la tragedia que está viviendo nuestro país.