0248-5210096
redaccion@wakanoticias.com

Ayúdanos a mantenerte informado con USD 5 al mes. “Si hay censura la democracia se acaba” ¡Por favor contribuye!

 

La propuesta está amparada en el artículo 71 de la Constitución 

(Waka Noticias. Puerto Ayacucho, 11/04/2019).- Un referendo consultivo propone un sector del país, en particular disidentes del Gobierno, para dirimir las diferencias políticas entre factores y que devuelva la institucionalidad en Venezuela.

La propuesta está amparada en el artículo 71 de la Constitución nacional y está siendo impulsada por la Alianza para el Referendo, compuesta por un grupo de exministros, movimientos políticos y sociales, quienes estiman que en un plazo de un mes podría organizarse esta consulta popular, y que, dependiendo el resultado, calculan que en un lapso máximo de seis meses se estarían realizando elecciones.

Si el pueblo quiere o no relegitimar los poderes públicos y que se convoque a unas elecciones para elegir nuevas autoridades sería la pregunta a realizar a los venezolanos.

De acuerdo con la Constitución nacional, el referendo se solicitaría con la firma del 10% de los electores que conforman el Registro Electoral. Para diciembre de 2018 había 20.474.846 venezolanos registrados, por lo que se tendrían que recolectar 2.047.484 rúbricas. 

A decir de Gustavo Márquez, quien fue ministro de Comercio y embajador durante el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez, la propuesta tendría que pasar por una negociación entre el Gobierno nacional y las partes involucradas, pues es necesaria la escogencia de un nuevo Consejo Nacional Electoral.

“Para poder hacer la consulta debe haber un diálogo previo para escoger un CNE de consenso, que sea creíble para ambas partes y para todo el país, eso lo pueden estructurar por la vía de la negociación”, sostuvo Márquez.

El exministro agregó: “El referendo consultivo es vinculante y se puede aplicar cuando hay una situación extraordinaria y excepcional como la que está ocurriendo, donde hay dos gobiernos, dos TSJ, dos fiscales, dos parlamentos, incluso, un ejército nacional y por el otro se invoca un ejército extranjero, estamos frente a una crisis institucional y política que requiere una consulta al soberano”.

El también exministro, Rodrigo Cabezas, mencionó que es un planteamiento a una salida democrática, pero que requiere del consenso de los que están en el Ejecutivo nacional, como de los líderes de la oposición venezolana en la Asamblea Nacional. “Hasta ahora no se podría evaluar como negativo o positivo porque no hay diálogo entre los actores nacionales, y una solución en el terreno democrático y constitucional, que incluya modificar el CNE se supone que debería surgir de un acuerdo entre los actores políticos de la vida venezolana. Ahí está el planteamiento a la espera de una posibilidad de diálogo para ver si se puede concretar”, refirió Cabezas.

Sobre el tiempo que llevaría hacer esta elección opinó que no tardaría más de 90 días. “Una salida democrática es tan urgente que ameritaría trabajar con carácter extraordinario, pero como sería una sola pregunta sobre si el venezolano estaría o no de acuerdo con la relegitimación de los poderes públicos de Venezuela, cuya respuesta sería sí o no, es posible que en unos 90 días podría hacerse esta consulta siempre que exista un acuerdo y un CNE distinto al actual”.

En Venezuela hasta ahora se ha hecho un referendo revocatorio del mandato presidencial, en agosto de 2004; y uno abrogatorio de la Constitución, en diciembre de 2007.

Por: TSU Juan Carlos Mendoza

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@manute76

Fuente: www.panorama.com.ve