04168862389
redaccion@wakanoticias.com

Waka Mercado

¿Será que Amazonas seguirá siendo “tierra de nadie” y que sus pobladores tengan que estar a la buena de Dios por la ausencia del Gobierno?

 

Félix B. Sucre/CNP 8526

Por años en se tuvo conocimiento de la presencia del grupo irregulare Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas (FARC) acantonado en diversos municipios del estado Amazonas (siendo Maroa, Municipio Guainía lugar de asentamiento de la FARC), denunciado por el entonces gobernador Liborio Guarulla, hecho que no fue tomado en cuenta por el Gobierno Nacional, mucho menos por las autoridades militares, quienes se mostraron indiferentes ante la presencia del grupo irregular o paramilitar, hecho que fue noticia en los medios nacionales e internacionales.

 Hay que destacar que la prensa nacional, como el Semanario Quinto Día y la periodista Sebastiana Barráez,  se encargó también de reseñar estos sucesos, sin que los miembros de la Fuerzas Armadas Nacional Bolivarianas se pronunciaran o actuara y así meter en cintura a los irregulares, los cuales siguieron actuando a sus anchas. ¿Se puede negar la relación de “cooperación” del gobierno de Hugo Chávez con la FARC? La presunta afinidad ideológica le dio transito libre a los irregulares, quienes se financian con el trafico de combustible, de alimentos, de oro, de dogas, extorsión, secuestros, entre otros delito  del que se tuvo conocimiento en Amazonas.

 No obstante, es la realidad que en nada ha cambiado en la región, donde ahora está la presencia de los elementos del Ejercito de Liberación Nacional (ELN), quedando demostrado que los irregulares tienen capacidad de movilización en la geografía amazonense, siendo Puerto Ayacucho su importante centro operativo, de lo cual hablan los pobladores, quienes son objeto de acciones, en muchos casos, por estos sujetos.

 El enfrentamiento ocurrido a pocos kilómetros de Puerto Ayacucho, en la comunidad de Picatonal y cercana a la alcabala de la Guardia Nacional en Provincial, donde perdieron la vida varios efectivos militares, como el caso de un teniente coronel, un capitán y dos efectivos más, aparte de los heridos, donde aparece como responsable de la acción un irregular de nombre Luis Ortega Bernal, alía Lengua.  Allí quedó demostrado que los militares venezolano son vulnerable frente a los irregulares, quedando además la `población civil desguarnecida.

 Por supuesto, la impunidad le puede servir a los alzados en armas a seguir operando e imponer terror en Amazonas. Este es un asunto estrictamente militar, es obvio; pero el Gobernador Miguel Rodríguez y el PSUV deben tener una opinión frente al caso. ¿Cuál fue la razón para que se produjera el enfrentamiento entre militares y miembros de los “elenos”? Esa pregunta debería responderla el comandante de la guarnición militar de Amazonas, general Miguel Martínez Morales, quien es el que tiene conocimiento sobre la realidad en la región.

 Sin embargo, se produjo el lamentable hecho en Puerto Ayacucho donde murieron varios militares y un grupo de heridos, de inmediato el “patriotismo” del presidente de la ANC, Diosdado Cabello, como del propio Ministro de la Defensa, general Wladimir Padrino López, no se hizo esperar, sin ir al fondo del asunto, al extremo de acusar al imperio, como lo hiciera el ministro, mientras que el constituyente habló hasta de “falsos positivos”, como que en Amazonas no se conociera la verdad de los hechos, al igual que la realidad regional, la cual es más contundente que las declaraciones de los voceros oficialistas.

 Ellos no pueden ser indiferentes ante un hecho que debe ser reprochado también, independientemente de la afinidad política-ideológica que tengan con el ELN, lo que no puede ser negada ahora. Tampoco pueden echarle la culpa al gobierno de Colombia, buscando hacer como el gato cuando tapa su excremento; pues bien, estos muertos deben tener justicia, que no se repita los de Cararabo el 26 de febrero del 95, comenzando el segundo mandato del doctor Rafael Caldera, cuando un grupo de infantes de marina fueron vilmente asesinados por presuntos elementos del ELN.

 Amazonas volvió a ser noticia. Lo que falta es que alguien diga, como cuando la agresión a los piaroas en Valle Guanay por parte de los trabajadores Hernán Riverol, citando el titulo de la novela de Carlos Onetti: Tierra de nadie. En ese momento, cuando la presidencia de Jaime Lusinchi, el Ministro de Relaciones Interiores, Octavio Lepage dijo que “Amazonas es tierra de nadie”. ¿En la época del madurismo Amazonas vuelve a ser lo mismo.

 No obstante, el Ministro de la Defensa, Wladimir Padrino López, señala a paramilitares del vecino país, sin ir al centro del problema que aqueja permanentemente al Amazonas, región que segurá siendo “tierra de nadie” y que sus pobladores tengan que estar a la buena de Dios por la ausencia del Gobierno. ¿Por qué tanto silencio del alto mando militar=?—se preguntaban muchos pobladores. o es tierra de los ·elenos· colombianos? El Alto Mando Militar le debe hablar claro a Venezuela.

 

 

 

 

 

 

 

 

Pin It

Iniciar sesión