0248-5210096

Ayúdanos a mantenerte informado con USD 5 al mes. “Si hay censura la democracia se acaba” ¡Por favor contribuye!

 

El papa Francisco denunció que dentro del Vaticano se vive la tentación de volver atrás y que lo querían muerto tras la operación de colon a la que se sometió el 4 de julio pasado, y criticó que algunos prelados preparaban el cónclave para elegir a su sucesor, recoge hoy Telesur.

“Todavía vivo. Aunque algunos me querían muerto”, dijo el pontífice. La declaración del jefe del Estado del Vaticano llegó tras la publicación de la transcripción del diálogo sostenido entre Francisco con católicos jesuitas la semana anterior durante su visita a Eslovaquia.

Francisco dijo que incluso hubo encuentros entre prelados, pues, denunció, pensaban que el papa estaba más grave de lo que se dijo y preparaban el cónclave. “Incluso hubo encuentros entre prelados, que pensaban que el Papa estaba más grave de lo que se dijo. Preparaban el cónclave”, declaró.

El cónclave es la reunión extraordinaria de los cardenales electores, mediante la cual se elige a un nuevo papa y, como regla, sucede cuando fallece el anterior, aunque la propia elección de Francisco sucedió cuando el ahora emérito Benedicto XVI abdicó al llamado trono de San Pedro, en 2013.

El prelado se refirió así a movimientos dentro de la Curia romana tras la operación de colon a la que se sometió el 4 de julio en el hospital Gemelli de Roma, donde estuvo luego 10 días internado antes de regresar al Vaticano.

Tras la operación, en la que el extrajeron 33 centímetros de intestino para tratar una diverticulitis, Francisco inició una recuperación en su residencia de Casa Santa Marta y se lo vio de buena forma y sonriente durante su reciente gira de cuatro días por Hungría y Eslovaquia.

“No se me pasó por la cabeza renunciar”, aseguró Francisco en la primera entrevista que dio después de la intervención quirúrgica, según revela Página 12.